Atención al cliente

902 539 663
noe@vinsnoe.com

Buscar vinos




Tres Riberas de Duero: hijos de la experiencia

88,00 €


18
Puntos regalo

http://www.vinsnoe.com/22385-thickbox/tres-riberas-de-duero-hijos-de-la-experiencia.jpg

Descripción



La selección de este mes nos lleva a la Ribera de Duero, zona de la que hemos elegido tres vinos de tres bodegas diferentes que destacan por la singularidad de las personas que lideran los proyectos. Se trata de una selección integrada por dos botellas de Carmelo Rodero Crianza 2012, dos más de Cepa 21 Crianza 2010 y, finalmente, dos más de Corimbo 2011.
Carmelo Rodero ya es un clásico de Ribera. Un hombre que a principios de los noventa decidió dejar de suministrar a Vega Sicilia y montar la bodega propia, Bodegas Rodero. Lo cierto es que el éxito le ha acompañado estos últimos veinticinco años y sus vinos han dado respuesta a lo que muchos esperábamos de la modernización, moderada eso sí, de la Ribera de Duero. Este crianza es rico y rotundo, lleno de matices y elaborado mayoritariamente con tempranillo pero complementado con cabernet. Crianza larga en barrica de roble francés y americano. Un gran ejemplo de lo que puede ser un muy buen vino en esta región privilegiada.
La familia Moro tiene raíces antiguas en la región. Una vez consolidado su proyecto inicial, Emilio Moro y sus hijos, decidieron emprender un nuevo proyecto que recogiera toda su experiencia de cómo hacer vino en la región. Construyeron una nueva bodega, minimalista sostienen ellos, para hacer los mejores vinos con los mínimos esfuerzos. Este Cepa 21 Crianza 2011 es la prueba. Un varietal 100% tempranillo, con crianza en roble francés y americano durante 14 meses hecho por manos expertas. El resultado: innegablemente un vino que se puede situar entre los más reconocidos de la región.
El tercer vino, el Corimbo 2011, es el fruto de un proyecto también de experiencia. En este caso la de Bodegas Roda que una vez consolidada la aventura en Rioja deciden empezar una nueva etapa en la Ribera de Duero con Bodegas La Horra, contando básicamente con las uvas de viticultores de la zona. El resultado es excelente y transmite la elegancia y el estilo de los vinos de la bodega riojana, pues, es el mismo equipo humano el que ha elaborado los vinos. Corimbo también es 100% tempranillo y ha tenido una crianza de 14 meses en roble francés (80%) y americano. Probablemente sea el vino más delicado de los tres que integran esta selección.