Atención al cliente

935 891 983
noe@vinsnoe.com

Buscar vinos




Terra Alta, vinos más amables que nunca

69,60 €


http://www.vinsnoe.com/25297-thickbox/terra-alta-vinos-mas-amables-que-nunca.jpg

Descripción

Este mes os ofrecemos una selección de vinos de Terra Alta que destacan por su amabilidad. La Terra Alta, como denominación vinícola, es una de las que ha experimentado una transformación más radical en los últimos años. El cambio no es un fenómeno nuevo, en la denominación hay pioneros que apostaron por la renovación a finales del siglo pasado y aquella semilla ha dado sus frutos en las generaciones más jóvenes, hoy comprometidas en mostrar al mundo el gran potencial de la región y, sobre todo, de sus garnachas.
Los vinos son de tres bodegas diferentes. La primera pareja de vinos proviene de la bodega Els Algars de Batea, que regentan desde hace pocos años Silvia Pujol y Ferran Tarragó fundamentando sus elaboraciones en la calidad y el cultivo ecológico de las viñas propias. La segunda es la Bodega La Fou de Ramon Roqueta ya con una solera en la zona. La tercera pareja de vinos responde a una nueva iniciativa del mismo Ramon Roqueta que, casi quince años después de fundar La Fou, se enzarzó con una nueva aventura en la Pobla de Massaluca, en los confines del territorio de la Terra Alta.
El vino de la Bodega Los Algars se llama Les Trufes en honor al nombre de la zona donde está situada la viña de cultivo ecológico donde se cultivan las variedades de garnacha negra y peluda que mayoritariamente componen el vino. Es un vino franco, fresco y goloso donde la fruta estalla con toda su viveza sólo atemperada por una permanencia de tres meses en barricas de roble.
La segunda pareja de vinos son La Fou de Batea y el Sender, ambos de la bodega La Fou. El primero es el emblema de la bodega. Un vino extraordinario hecho básicamente con garnacha y complementado con cariñena, criado durante doce meses en roble centroeuropeo y huevos de hormigón. La elegancia extrema. El otro vino tinto de la bodega es el Sender, elaborado principalmente con garnacha y complementado con una parte de syrah y otra de Morenillo, variedad en fase de recuperación en la Terra Alta. Es un vino elegante, bien equilibrado entre fruta y madera que después de una fermentación en acero inoxidable experimenta una crianza en barrica de roble centroeuropeo de 300 litros durante seis meses.
El tercer vino es el Massaluca, elaborado en la Cooperativa de la Pobla de Massaluca por Ramon Roqueta a partir de viñedos seleccionados de la zona. Es un vino elaborado principalmente con garnacha y complementado con cariñena, criado en barricas de roble centroeuropeo durante seis meses. Un vino muy aparentemente muy parecido al Sender pero que al mismo tiempo reclama la atención por las diferencias que aportan unas parcelas de viña situadas en un territorio distinto del de Batea.